Carboxiterapia. Ventajas del gas CO2 en Medicina Estética

El origen de esta terapia se encuentra en la estación de aguas termales de Royat (Francia), cuando un grupo de cardiólogos en los años 40 y 50, aplican el tratamiento a pacientes que presentan enfermedades con un factor común, que es el déficit de circulación sanguínea.

La Carboxiterapia es un método no invasivo que consiste en la aplicación de CO2 por vía subcutánea, mediante pequeñas infiltraciones.

El CO2 es un gas no tóxico, no embólico que se elimina por vía pulmonar y renal. Los efectos secundarios son escasos. Los más frecuentes son leve dolor a la infiltración y ligero eritema de la zona, que desaparece en pocos minutos.

El CO2 produce un aumento de la microcirculación por el intercambio gaseoso, aporta oxígeno, se eliminan toxinas y se reduce el edema. Favorece la lipólisis o destrucción de las células grasas, y a nivel superficial, estimula la producción de fibras de colágeno y elastina, aportando mayor tonicidad y turgencia, por eso tiene múltiples indicaciones:

  • Celulitis, flacidez y adiposidad localizada.
  • Rejuvenecimiento facial, cuello, escote y manos
  • Mejora estética de cicatrices, quemaduras.
  • Estrías
  • Ojeras
  • Alopecias
  • Pre y post cirugía

El número de sesiones y la periodicidad de ellas va a depender de la patología a tratar.

La Carboxiterapia es un tratamiento ideal para celulitis y adiposidad localizada, ya que, por un lado mejora la microcirculación, tiene efectos positivos sobre el colágeno y la elastina, de tal forma que mejora los casos de fibrosis, y, por su efecto lipolítico ya que actúa sobre el tejido graso favoreciendo su disolución. Su tratamiento se aconseja en 2 sesiones semanales, con un mínimo de 8 a 10 sesiones.

La Carboxiterapia recupera la piel de tu rostro y te hace lucir la piel más joven. Para facial las sesiones se recomiendan una vez por semana, y continuar con un mantenimiento cada 2 ó 3 meses. Las sesiones pueden realizarse en cualquier momento del día, cualquier día del año, pues sólo queda un leve enrojecimiento que suele pasar rápido. Los resultados se aprecian desde la aplicación de la primera sesión, conseguimos atenuar las líneas de expresión, mayor firmeza de la piel, y se recupera el brillo natural de la misma.

Es un tratamiento muy efectivo en ojeras y bolsas no grasas, con tratamiento de 1 sesión cada 7 ó 10 días, completando el tratamiento con 4 ó 5 sesiones.

En otras patologías, como estrías o cicatrices, habría que valorar a cada paciente de forma individual.
La Carboxiterapia es un método no quirúrgico que actúa sólo en la zona a tratar y se elimina rápida y fácilmente y sus efectos son muy recomendables.

Galería de Fotos del tratamiento de Carboxiterapia

Dra.: Mar Castillo. Clínica Viamar