Consejos para estar en forma durante el verano

DIETA-VERANOTras varios meses de Operación Bikini, realizando ejercicio físico y cuidando la dieta, ha llegado el verano y las vacaciones, momento en el que nuestros hábitos saludables pueden verse alterados. Fritanga de chiringuitos, tapas con mucho pan, patatas bravas o con mayonesa, pinchos picantes o entrantes salados combinados con refrescos azucarados. Alimentos de alto contenido calórico y de bajo valor nutricional unidos al mayor tiempo para descansar conllevan a un posible aumento de peso, digestiones molestas o incluso incremento de los niveles del colesterol.

Para no romper con las rutinas alimenticias saludables que se han seguido durante el año, desde Clínica Viamar les sugerimos una serie de consejos para cuidar la dieta durante el periodo estival, sin mermar el disfrute de las vacaciones veraniegas:

  • Actividad física diaria: no perder la rutina de ejercicio físico diario, lo cual no significa tener que seguir yendo al gimnasio, basta con evitar estar tumbado debajo de la sombrilla y cambiarlo por dar paseos por la playa, nadar en el mar o jugar a las palas.
  • Hidratación: es imprescindible aumentar la ingesta de líquidos en verano, al menos dos litros de agua al día, zumos, limonada, infusiones, refrescos no azucarados, etc.
  • Cinco comidas al día: aunque estemos de vacaciones, seguir contando con la media mañana y la merienda, siempre y cuando consistan en una pieza de fruta o fiambre. Nada de patatas fritas de bolsa y mucho menos visitar el chiringuito.
  • Comer fuera: estamos de vacaciones, ¿por qué no salir a tapear o tomar algo en una terraza? Ahora bien, dar prioridad a la cerveza o tinto de verano y escoger raciones de alto contenido proteico como ibéricos, marisco o pescado, intentando evitar el pan, la mayonesa o los fritos.
  • Desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo: de este refrán no nos podemos olvidar ni en vacaciones. Podemos desayunar más de lo habitual, sobre todo si nuestra estancia es en un hotel con bufet, tomando salchichas o huevo revuelto. Así, se llegará con menos apetito a la comida, empezando con una buena ensalada. Y la cena es muy importante que sea ligera, basada en gazpacho o salmorejo con huevo y jamón ibérico picado. Las paellas y barbacoas son una opción más adecuada para la comida.

En Clínica Viamar contamos con un servicio de Nutrición y dietética para ofrecer una dieta personalizada, sin ningún producto, comiendo de todo y sin pasar hambre. Se trata de la Dieta Proteinada, en la cual combinamos preparados de proteínas con alimentación natural.