DIETAS Y DIETAS PROTEINADAS

La obesidad no es sólo un problema estético. Existe un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y de padecer cáncer de mama y de colon en personas con sobrepeso y obesidad. La obesidad se diagnostica cuando el IMC (índice de masa corporal) es superior a 30, pero también se considera obesidad un perímetro abdominal en el hombre superior a 102cm y en la mujer superior a 88cm.

Según la distribución de la grasa hay dos tipos de obesidad:

– Obesidad central (tipo manzana o también llamada androide)

– Obesidad periférica (tipo pera o ginoide)

La obesidad central está relacionada con el riesgo cardiovascular. Lo ideal es alcanzar una situación de normopeso. Si la situación actual esta muy alejada del normopeso, el médico tiene que proponerte un objetivo de peso realista teniendo en cuenta la edad, estado de salud y enfermedades asociadas. Lo ideal es alcanzar el peso deseado y mantenerlo adquiriendo unos hábitos alimenticios.

En la actualidad se pueden utilizar dietas bajas en calorías o dietas muy bajas en calorías.

DIETAS BAJAS EN CALORIAS

Reducimos el número de calorías de la ingesta 500 calorías menos que el consumo habitual, suelen ser dietas entre 1000 y 1500 kcal/día, se puede perder aproximadamente entre 0,5 y 1 kg a la semana. Se reduce el número de calorías pero la proporción de los principios inmediatos sigue siendo la misma.

DIETAS MUY BAJAS EN CALORIAS

Se reduce en 800kcal/día del consumo habitual y la proporción de los principios inmediatos pueden variar. Dentro de este apartado están:

– Dietas equilibradas: mantienen la proporción de principios inmediatos pero se baja en mayor cantidad las calorías esto significa que se pueden ingerir menos proteínas de las que el cuerpo necesita por lo que se pierde grasa pero también masa muscular.

– Dietas Hiperprotéicas (Dukan,Atkins,Montignan…): Se disminuye la ingesta de hidratos de carbono y se aumenta la de proteínas. Esto puede conllevar problemas renales o hepáticos por sobrecarga proteica.

– Dietas proteinazas: Es una dieta en la que hay restricción calórica (menos de 800kcal/día), es normoproteica significa que se ingiere sólo la cantidad de proteínas que el organismo necesita. En esto se diferencia de las Hiperproteicas que sí ingieren mayor cantidad de proteínas. Se disminuye la ingesta de hidratos de carbono como fuente de energía primaria por ello se consumen las grasas como primera fuente de energía usando así las reservas grasas que se transforman en el hígado en cuerpos cetónicos. Esta formación de cuerpos cetónicos es la base para que la dieta sea efectiva. Esto conlleva una serie de ventajas:

– se controla bien el hambre teniendo sensación de saciedad

– hay una rápida pérdida de peso sobre todo en el abdomen

– no perdemos masa muscular

– sensación de vitalidad al contrario que en las otras dietas que nos sentimos más cansados.

En este tipo de dieta es muy importante el control médico para ver sin existe cualquier problema que contraindique la realización de dicha dieta. También es muy importante seguir las pautas del especialista para así obtener los resultados óptimos esperados y tampoco hay que olvidar que una vez conseguido el peso deseado lo más importante es pasar a la fase de transición o mantenimiento introduciendo poco a poco aquellos alimentos que se retiraron al comienzo de la dieta y adquirir hábitos alimentarios que es la clave del éxito de cualquier dieta.

El próximo 18 de septiembre hemos organizado en Clínica Viamar un taller para explicar más en profundidad este tipo de dieta y que concluirá con una degustación de los productos que se utilizan. Si estáis interesados poneros en contacto con nosotros para mayor información.

 

DIETA 2