Intralipoterapia y Aqualix

Es un tratamiento que consiste en la infiltración del tejido adiposo que queremos tratar; de una sustancia con efecto detergente sobre las membranas de los adipocitos que conlleva la reducción del espesor de la grasa de la zona tratada.

En la Intralipoterapia el producto más utilizado es el aqualix que se empezó a comercializar en 2009.

Las zonas indicadas para la inyección de aqualix son:

  • Cara interna de muslos
  • Cara interna de rodillas
  • Pistoleras
  • Abdomen
  • Flancos
  • Brazos
  • Papada

No está indicado para el tratamiento del sobrepeso y obesidad, sólo en grasa localizada no asociada al sobrepeso. El panículo adiposo tiene que ser igual o mayor a 1.5cm.

El protocolo de sesiones varía de un paciente a otro pero normalmente se aconsejan de 2 a 4 sesiones.

Después de cinco años utilizando el producto y la técnica, el protocolo con el que mejor resultado he obtenido son con 3 sesiones espaciadas entre 4-5 semanas utilizando 4 viales en la primera sesión y 3 viales en las posteriores. La sesión dependerá del tiempo que dure la inflamación y fibrosis.

Bajo mi experiencia los mejores resultados obtenidos han sido en flancos y abdomen.

El aqualix produce sobre el tejido adiposo una adipocitolisis a diferencia de la lipolisis.

Adipocitolisis: es una lisis celular del adipocito

Lipolisis: es transformar los triglicéridos en ácidos grasos libres y glicerol.

La adipocitolisis produce un proceso inflamatorio en los tejidos tratados que mejora con el uso de prendas elásticas. Es aconsejable utilizarlas en el momento de la infiltración y hasta una semana después. No es recomendable actividades físicas intensas al menos durante la primera semana o hasta que desaparezcan las molestias porque resultaría molesto y doloroso y puede evitar la reabsorción del edema o hematoma si apareciese.

Se pueden utilizar otras técnicas asociadas al aqualix:

  • Mesoterapia: si existe celulitis asociada
  • Presoterapia y técnicas de drenaje linfático: para disminución de la inflamación
  • Ultrasonidos: no se han visto beneficios después de la infiltración

 Como conclusión: el aqualix mediante la técnica de intralipoterapia es un tratamiento bastante efectivo en paciente con normopeso y grasa localizada como alternativa a la liposucción.

DRA. Mar Castillo. Clínica Viamar